Ya es hora de que “yo cambie”

Me desapego y observo mi dependencia.
Veo que necesito la aprobación para avanzar, 
que no me he permitido la libertad 
de pensar y actuar como yo quisiera.

Observo,
no debería culpar a nadie,
porque la dificultad empieza y acaba en mí.
Los otros simplemente reflejan
lo que me niego a reconocer en mí.

No puedo esquivarme eternamente,
el espejo del tiempo refleja la realidad,
que reivindica su presencia.

Ceso de culpabilizar y acusar, 
evito la tentación de caer en la desesperación,
de aislarme y justificar mis “razones”.

Ya no busco el apoyo de aquellos
que bendicen mi indignación.
Estoy dispuesto, con toda la valentía 
y humildad de que soy capaz,
a aceptar que ya es hora de que
“yo cambie”.

 

Extracto del libro:
Los 4 movimientos naturales.
El arte de discernir
Ed. Brahma Kumaris
Anthony Strano

 

 

Comentarios. 0

3000