enero de 2012

Queridos amigos,

En el umbral del año 2012 sentimos la incertidumbre de lo que el tiempo nos reserva. En esta época nuestra hay dos energías en funcionamiento: una energía ascendente y una energía descendente.

Se nos recuerda constantemente acerca de la energía descendente y sus efectos desestabilizadores en el mundo, incrementando los sentimientos de miedo, ansiedad y desesperanza.

Tal vez menos visible, pero ciertamente más poderosa, es la energía ascendente. Al igual que las plantas y flores crecen bajo tierra al final
del invierno, la energía ascendente está trabajando en silencio en los corazones y las mentes de la gente en todas partes, dando forma a una nueva historia. Lo vemos en el aumento de quienes buscan la verdad espiritual y en los cientos de miles de organizaciones de la sociedad civil pidiendo transparencia, autenticidad y un retorno a los valores.

Podemos elegir con qué tipo de energía nos queremos alinear, dónde vamos a dar nuestro apoyo. Hacemos esta elección al nivel del pensamiento. Cuando permitimos la ira, la codicia o el miedo en nuestros pensamientos, fortalecemos la energía descendente, y perdemos nuestra capacidad de generosidad y misericordia.

Cuando tratamos con las situaciones desde la paz, el amor, y con felicidad persistente, cuando tenemos cuidado de no decir o pensar nada que pueda herir el corazón de otro, entonces amplificamos la energía ascendente.

Encontramos estas cualidades dentro de nosotros mismos, ya que siempre han sido nuestra verdadera naturaleza. Pero para que estén disponibles en los momentos de necesidad, tenemos que nutrirlas todos los días. Para hacer la mayor contribución al mundo en este momento, mantén el fuego de la bondad vivo en tu corazón y en tu mente. Llénate con las energías de la paz, el amor y la felicidad y deja que impregnen todas sus acciones.

Con amor

BK Janki
Directora de la Universidad Brahma Kumaris

julio de 2011

Desde Brahma Kumaris queremos expresar nuestras condolencias y apoyo a todas aquellas personas que han perdido a seres queridos o han sufrido las consecuencias de los eventos recientes ocurridos en Oslo y en la Isla de Utoeya. Les deseamos paz y sosiego.

Resulta difícil entender por qué suceden estos hechos, pero pareciera que éstos son parte de una ola creciente de intolerancia alrededor del mundo que desemboca finalmente en actos de severa violencia. Impacta encontrar esta violencia en un país como Noruega, el lugar que alberga la Administración del Premio Nobel, y donde la apertura, la tolerancia y la democracia son valores tan preciados.

Aquí, en Brahma Kumaris, vivimos para promover la paz. Creemos que no debemos luchar por conseguirla, por cuanto solo podemos encontrarla en nosotros mismos, dejar que emerja y compartirla con los demás abiertamente. Incluso en medio de circunstancias dolorosas y difíciles, es posible encontrarla.

Les invitamos a sentarse con nosotros para que ayudemos a todos aquellos que han sido golpeados por esta tragedia, esparciendo nuestras vibraciones de paz y amor.

Peter Keogh
Coordinador Nacional
Brahma Kumaris World Spiritual University, Noruega 

marzo de 2011

Mis queridos hermanos y hermanas,

Los elementos de la naturaleza nos han demostrado de nuevo lo poderosos y destructivos que pueden ser a pesar de nuestro conocimiento científico y nuestros avances. No necesitamos mayores pruebas de la supremacía de las fuerzas de la naturaleza. Esto nos da una lección de humildad y nos devuelve a nuestras raíces espirituales, la esencia de nuestro ser, y el manantial de donde todo fluye.

Mi compasión más profunda se dirige a todos los afectados por este terremoto. Agarrad firmemente la mano de Dios y dejad que Él sea vuestro guía en estos tiempos oscuros. No es fácil afrontar la pérdida de seres queridos, sin embargo el conocimiento de que el alma es eterna nos conforta y sabemos que los que se han ido están realmente en las manos de Dios.

Y en cuanto a la familia global, es imperativo que dediquemos un tiempo diario para distribuir luz y fortaleza a nuestros hermanos y hermanas compañeros de viaje y a nuestro precioso planeta, la Madre Tierra. Ella nos ha dado sus abundancias y estamos en deuda con ella. No podemos continuar sólo tomando; necesitamos devolverle algo.

La Madre Tierra nos está pidiendo el regalo de la paz: paz en nuestras relaciones personales, paz entre las naciones, paz con nuestros limitados recursos y paz con Dios. Con cada gota de paz que creamos, estamos creando una reserva de reconciliación: con nosotros mismos, con el mundo, con nuestros compañeros de viaje y con la naturaleza.

Es muy importante que no nos enganchemos en una telaraña de preguntas de por qué, qué y cómo — esta confusión no permitirá ni estabilidad interna ni calma. En vez de ello, necesitamos tomar responsabilidad sobre nuestras vidas y construir la fuerza interna, de tal forma que podamos enfrentarnos a los muchos retos que tenemos enfrente.

Nuestros centros en todo el mundo han intensificado sus meditaciones y un número mayor de yoguis están meditando para extender las vibraciones del yoga al mundo. Por favor únete a nosotros.


Con luz y amor, y en el recuerdo de Dios, 

BK Janki 

 

enero de 2011

Queridos amigos,

El nuevo año, 1/1/11, comienza de manera muy significativa, con cuatro unos.

Espiritualmente hablando, el 'uno' es un número muy auspicioso. Entendiendo el significado de estos cuatro 'unos', podemos hacer que sucedan milagros y transformar lo imposible en posible.

1 - Un solo Dios es el Padre de todas las almas
1 - Yo, el alma, soy un ser especial y único
1 - El mundo es una sola familia humana en la forma de un árbol con muchas ramas, todos los miembros de la familia de este árbol pertenecen a su Única Semilla.
1 - Es un minuto para la medianoche en el reloj del mundo; es decir, el tiempo me está diciendo lo que debo hacer ahora.

Unanimidad es la base de la unidad. La unidad aprecia la belleza de la variedad de colores, credos, culturas, religiones y lenguas. La unidad conecta las facetas de la diversidad y termina con todas las formas de discriminación. Donde las cuatro virtudes unificadoras de felicidad, honestidad, verdad y amor existen y se unen, incluso a medida que exploramos nuestras diferencias, expresamos nuestra diversidad, el intercambio de nuestras especialidades es único.

Me pregunto a mí misma: ¿estas cuatro virtudes - felicidad, honestidad, verdad y amor - determinan mi vida?

Dios nos hace tan hermosos que nos llena con Sus virtudes y nos recuerda que estas son nuestras virtudes originales, aquellas que hemos olvidado con el tiempo. El corazón desea recordar estas virtudes, para que cualquier debilidad sea eliminada. El corazón sabe que cuando los sentimientos puros, inherentes a tales virtudes son compartidos, otros se sienten inspirados a ser virtuosos.

En este nuevo año, vamos a saludarnos unos a otros con sentimientos puros y buenos deseos llenos de estas cuatro virtudes unificadoras. Vamos a decir adiós para siempre a cualquier debilidad que queda en el ser.

Enhorabuena, felicidades, felicidades, felicidades – con cada felicitación, recuerda los cuatro 'unos', fortalece las cuatro virtudes, y que cuatro nuevas formas de ser determinen tu vida en el Año Nuevo.

Con amor
Dadi Janki